¿Has oído hablar de la "Terapia húmeda para el manejo de heridas"?

Publicado por Carlos Medina en

Si tú eres de esas personas que para tratar una herida menor, prefiere dejar que el aire haga el trabajo, necesitas reconsiderar.

Es posible que hayas escuchado que la mejor manera de curar una herida es dejar que esté ventilada. Nuestras abuelitas se cansaron de dejarlo claro. Sin embargo la investigación médica ha demostrado justo lo contrario y ha concluido que generar un ambiente húmedo para la herida no sólo acelera el proceso de curación, sino que también evita el dolor, posibles infecciones, costras y cicatrices, teniendo como resultado una piel restaurada.

Profesionales de la salud y pacientes usan lo que se conoce como apósitos o parches hidrocoloides. No importa mucho el nombre, sino el beneficio que ofrecen.

A continuación verás las razones por las que crear un ambiente húmedo en la herida, sin importar el tamaño, reparará la piel mejor y más rápido, y evitará las incómodas costras y cicatrices.

  1. La terapia húmeda acelera el proceso de curación de la piel

La terapia húmeda permite que la piel se renueve. Para que la herida forme nuevo tejido, es necesario formar nuevas células.

El crecimiento celular es mucho mejor en condiciones húmedas. El principio de esta terapia es mantener las condiciones óptimas para que la piel se autorrenueve. 

  1. La terapia húmeda evita la formación de costras.

La terapia húmeda evita la formación de costras al fomentar el crecimiento y movimiento de células nuevas, lo que mantiene a las proteínas esenciales en su lugar para que realicen su tarea de reparación.

Si dejas que la herida quede descubierta y en contacto con el aire, se generará una costra, lo que dificultará el cierre, ya que la resequedad retrasa la formación de nuevo tejido cutáneo.

 

  1. La terapia húmeda evita la formación de cicatrices.

Nadie quiere conservar una cicatriz para recordar su herida años después, mucho menos en el caso de un niño. La terapia húmeda es la mejor manera de curar sin costras ni cicatrices. El uso de un apósito de terapia húmeda tendrá muy buenos resultados clínicos y cosméticos.

No permitas que una herida sencilla que puede no dejar marcas se convierta en una cicatriz permanente.


Compartir esta publicación



Publicación más reciente →